martes, 31 de marzo de 2009

La Plataforma Wilkins, una nueva víctima del aumento de temperatura.

Estos días estamos siendo testigos del inminente desprendimiento de la plataforma de hielo Wilkins, que cubría 14.000 km2 de la península antártica.

La desintegración comenzó en marzo de 2008, cuando se desprendieron 405 km2 de la plataforma. A finales de mayo hubo otra rotura, de cerca de 160 km2, que hizo que se estrechara la franja de hielo que une la plataforma y la superficie continental. La placa siguió sufriendo pérdidas, en durante el 2008 se habían perdido en total 2000 km2. En enero de 2009 se anunció que la plataforma podría separarse del continente en cuestión de semanas o meses.

Actualmente toda la placa esta cuarteada y un 25% se ha fragmentado, lo que ha causado que se puedan ver numerosos icebergs flotando por el océano. Se encuentra unida al continente por un puente de hielo de 40 kilómetros de largo, con un espesor que fluctúa entre los 2 km. y los 500 metros en su punto más estrecho.

Estos desprendimientos no suelen afectar al nivel del mar significativamente, sin embargo, las plataformas hacen de barrera para los glaciares que se encuentran sobre tierra, al desaparecer estas barreras los glaciares podrían desplazarse hacia el agua y esto sí alteraría el nivel del mar.

En todo caso, la pérdida de plataformas continentales sí afecta las condiciones de vida. Los investigadores han notado un aumento de penetración de la luz dentro del agua, y de materiales liberados por los icebergs, lo que ha traído consigo una mayor actividad biológica y una mayor presencia de fauna.

La temperatura promedio en la península ha aumentado 2.5ºC en los últimos 50 años, lo que significa el mayor incremento de temperatura del planeta. Durante este mismo período de tiempo han retrocedido o colapsado 9 plataformas, desapareciendo así unos 25.000 kilómetros cuadrados de hielo. ¿Cuánto más nos vamos a permitir perder?


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails