viernes, 11 de julio de 2008

Biodiversidad subterránea

Bajo tierra se esconde toda una serie de minúsculos y desconocidos seres vivos, desde insectos hasta hongos y bacterias, deparando todos los años nuevos descubrimientos. En este sentido, España es uno de los países de Europa con mayor cantidad de biodiversidad subterránea. Aparentemente insignificantes, cumplen sin embargo un papel esencial para el resto de seres vivos, y podrían además ser fundamentales para el desarrollo de nuevos fármacos o productos industriales. A pesar de ello, diversas amenazas, causadas por el ser humano, se ciernen sobre ellos, y son pocos los científicos dedicados a estudiarlos y conservarlos.

Según los científicos, el subsuelo, especialmente el tropical, contiene más especies sin descubrir que las que habitan la superficie. Algunos datos son especialmente llamativos: Por ejemplo, un gramo de suelo de bosque tropical puede contener hasta 40.000 especies de bacterias, muchas de ellas desconocidas. Asimismo, sólo se conoce un 5% de hongos, o apenas la mitad de lombrices.

Los ejemplos son muy diversos: Investigaciones recientes en Australia y la sabana africana han demostrado que los procesos digestivos de las termitas aumentan el acceso de nutrientes a las plantas. Por ello, su papel en el ciclo agrícola tradicional es básico, al ser capaces de fertilizar y recuperar hasta los suelos más duros o degradados.

En Brasil, una especie de bacteria que se fija al nitrógeno, llamada Bradyrhizobium, está reemplazando el uso de fertilizantes industriales en cultivos de soja. Según la doctora Fátima Moreira, microbióloga de la Universidad brasileña de Lavras, una zona de su país que cubre 14 millones de hectáreas ha sido cultivada de esta forma, "ahorrando a la economía nacional cerca de mil millones de dólares anuales". Y en las plantaciones de té del estado indio de Tamil Nadu se han reintroducido unos gusanos de tierra que han incrementado las cosechas en casi un 300%.

La capacidad de algunas bacterias y hongos de combatir ciertos patógenos puede ser de gran ayuda para depurar el agua potable subterránea o en la lucha contra diversas plagas y enfermedades tanto en humanos como en animales. Asimismo, se sabe que muchos de estos organismos están involucrados en la liberación desde el suelo de dióxido de carbono, metano y otros gases de efecto invernadero. Los científicos también investigan la capacidad de los organismos subterráneos para influir en la capacidad de absorción del suelo, especialmente en zonas propensas a sequías, inundaciones y erosión.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails