lunes, 25 de agosto de 2008

La basura y los vertidos en el lago Titicaca comienzan a ser preocupantes

El Titicaca, el lago navegable más alto del mundo y candidato a ser una de las nuevas siete maravillas naturales del mundo, está amenazado por la basura y las aguas residuales, a pesar del esfuerzo de las autoridades peruanas por evitarlo.

Situado a 3.800 metros de altura en la meseta de Collao, fronteriza entre Perú y Bolivia, su majestuosidad y el atractivo de las cientos de islas artificiales y habitadas que salpican su superficie lo convierten en un gran foco turístico, con 150.000 visitantes cada año.

La pérdida de esta fuente de ingresos, el daño que la contaminación puede ocasionar en la fauna de la zona y la reducción de la extensión del lago son los peligros a los que los pobladores temen, tal y como señaló hoy la gerente de Medio Ambiente de la Municipalidad peruana de Puno, Griselda Gudiel Morales. "El problema viene ya de muchos años atrás, (...) y preocupa a la población e instituciones, por lo que estamos con el propósito de trabajar para la descontaminación total del lago Titicaca", dijo Gudiel a Efe. Matizó no obstante que "la contaminación no es en el nivel exagerado que uno pueda creer", pero subrayó la necesidad de trabajar "para evitar que se pueda seguir contaminando".

Entre las causas de la contaminación del lago destaca el vertido de aguas residuales, provenientes de los hoteles cercanos y de las casas de los habitantes de la zona. En este sentido, la empresa municipal de aguas de Puno informó ayer que en los últimos meses ha clausurado más de 150 conexiones clandestinas procedentes de negocios que descargaban sus residuos en el lago.

Las autoridades locales han creado un Comité Regional de Salud Ambiental con el objetivo de, a corto plazo, mitigar este problema y, a medio y largo plazo, conseguir la descontaminación total del lago. A las aguas residuales hay que sumar descargas de la actividad agrícola, así como de la minería que opera en la zona, y la basura de toda la ciudad que es arrastrada hacia el lago en época de lluvias.

Las consecuencias de la contaminación, explicó Gudiel, se pueden observar en la superficie del lago, donde en algunos puntos se forma una densa capa verde de algas que impide el paso de los rayos solares. "El lago Titicaca es una importante reserva de agua dulce para nosotros", explicó la funcionaria, quien recordó el empeño de los pobladores por lograr que se convierta en "una de las maravillas naturales del mundo".


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails